PARK CHAN -WOOK. EL Señor de las Venganzas.

0
1170

Reconocer una elección inteligente

A partir de que “Parasite” de Bong Joon-ho, ha sido la gran ganadora de la inolvidable noche de la última edición de la entrega de los premios Oscar, acaparando los rubros más importantes, parecería que el cine surcoreano ha cobrado, para el gran público, suma importancia. Un hecho un tanto injusto, ya que la producción cinematográfica surcoreana llevaba aproximadamente veinte años ofreciendo al “pequeño público” (cineastas, aficionados) una gama de películas de excelente calidad, que nada tiene que envidiarle a ese Gigante cinematográfico industrial llamado Hollywood.

Estamos cómodamente sentados en nuestro living prestos a probar ver alguna de estas películas, que gracias a las plataformas Streaming, disponemos de varias opciones sobre la mesa, pero, vamos a reconocerlo, lo más probable es que a la hora de elegir una de ellas, optemos, en el desconocimiento lógico, por realizadores desconocidos o bien haciendo sus primeros intentos en el cine. Nos preguntamos: ¿si el “gran público” no conoce esta cultura cinematográfica, como hace uno entonces para elegir una película y apreciar la diferencia?

Pensemos en esto. Del vasto universo de realizadores alrededor del mundo, pocos logran que aquel que al ver una sola película de una filmografía, asi haya sido filmada hace años, automáticamente se transforme en un “follower” incondicional. Un plano cinematográfico puede sorprendernos. Una manera de narrar una historia puede que nos llame la atención, temporalmente. Quizás una melodía bien ubicada en el momento exacto sea muy recordada.

Pero hay algunos que logran decodificar la difícil misión de cómo llegar al espectador. Como presentarnos la emoción y la tensión en una narración audiovisual, en el cual podemos advertir, inmediatamente, su identidad, la marca que deja en nosotros, la diferenciación con otros colegas que nos llama la atención. Y si encima logra hacer tambalear nuestras convicciones morales, nuestros cimientos, es en ese momento cuando olfateamos algo distinto en el ambiente.

Del cine de antes podríamos mencionar a Porter, Griffith, Einsestein, Chaplin, Houston, Ford, Orson Welles, Hitchcock, Kurosawa, Bergman, Truffaut, Fellini. Hoy podríamos pensar en Woody Allen, Stone, Parker, Di Palma, Scorsese, Friedkin, Eastwood, Spielberg, Tarantino, Nolan, Guy Ritchie, Ang Lee. Cuando mencionamos este tipo de realizadores notamos que estamos en presencia de un distinto.

El cine surcoreano nos ofrece grandes películas e importantes realizadores.

Algunos son distintos. Uno de ellos sin dudas es Park- Chan Wook.

“Mis películas son historias de personas que culpan a otros por sus acciones porque se niegan a asumir la culpa”.

El Sr. de la Venganzas

Nacido en Seúl en 1963 hasta hoy ha realizado 9 películas y 6 cortometrajes, cosechando la nada despreciable suma de 23 premios internacionales. Este talentoso director, guionista y productor a los veinte años era crítico de cine, actividad que realizó durante varios años. Al mismo tiempo que estudiaba Filosofía terminó de recibirse en la Universidad de Sogang. Su inclinación por el cine era muy fuerte. En los años 80 escribía artículos del séptimo arte para un club de cine universitario, lugar donde conoció a su actual esposa. A partir de la comunión con esta y luego de haber visto “Vértigo” de Hitchcock, decidió modificar su rumbo profesional y cambió el arte por la realización cinematográfica y dedicar su vida al Cine profesional.

Sus primeros pasos fueron como ayudante de dirección para directores y realizaciones menores. Estas experiencias no hacían más que animarlo cada vez más a dirigir, cosa que llevó a cabo en 1992 con su opera prima “Moon is the Sun’s Dream”, a las que le seguirán algunas más. Si bien sus primeras realizaciones no tuvieron el éxito esperado, era cuestión de tiempo el que aparezca en los primeros planos del cine surcoreano y posteriormente del mundo.

A partir de “Joint Security Area” en el año 2000 hasta su última realización en 2018, una serie de espías para televisión de 6 capítulos, producida por la BBC, llamada “The Little Drummer Girl”, Park ha desplegado sus alas definitivamente con sus tremendas Vendettas a la coreana, con su ingreso a Hollywood con la inquietante “Stoker”, con haber creado la impresionante “The Handmaiden” y con historias tan diferentes relacionadas con el amor, con la comedia, con la fantasía, con la violencia, con el terror. Lo que se dice un realizador completo. No por nada Quentin Tarantino es un admirador confeso de él.

En cuanto a la crítica amado y odiado, sin medias tintas, Park provoca exactamente ESO con sus películas y le encanta hacerlo. Clave sus conocimientos de arte y de cine, asi como saber rodearse de grandes profesionales. Si bien varios de sus artistas y técnicos ya habían trabajado con él, a partir de OLdboy, armarian un combo artístico perfecto el director de fotografía Chung Hoon Chung, el editor fílmico Sang-beom Kim y el gran musicalizador Yeong-wook. Más adelante vamos a ahondar un poco más en esto.

En el Cine de Park, todo es de una extrema calidad audiovisual. En la búsqueda de establecer un equilibrio emocional entre el realismo y el surrealismo, ambos están divididas por una delgada línea compuesta por momentos de bellísima violencia extrema explícita, exquisitamente diagramada y cronometrada en función de la narración.

La música envuelve las imágenes y estas, irremediablemente se nos impregnan en nuestro cerebro.

Si una cualidad se debe enmarcar de Park Chan-wook es que no nos brinda nada en bandeja. No sin una consecuencia que nos haga analizar sus historias, cual es su perspectiva en minutos, días y hasta años después conocerlas. Esto, llevándonos a reflexionar sobre cuánto remeció nuestra perspectiva del mundo.

El real significado de su obra no termina cuando apagamos el televisor o cuando nos levantamos de nuestra butaca. Al revés, ahí es cuando apenas comienza.

Hablemos de Venganzas

“Antes de embarcarte en un viaje de venganza, primero cava dos tumbas”

Confucio (filósofo chino 551-479 ac)

“No siento placer viendo películas que evocan pasividad. Si un espectador necesita ese tipo de comodidad, no entiendo por qué no iría a un spa. En nuestras vidas, tenemos cosas buenas y cosas malas, felicidad y dolor. La vida está llena de dolor y felicidad y eso es lo que quiero en mis películas mostrar”.

Park-Chan Wook

A veces las venganzas no son personales. Pueden ser colectivas. Invitamos a otros.

Las venganzas son motivadas desde diferentes perspectivas.

¿Como puede una persona motivarse para llevar a cabo una venganza?

¿Una estafa? ¿Un robo? ¿un asesinato? ¿Qué desencadena una venganza?

¿Qué hace que una persona inocente pierda su condición normal en la sociedad y se transforme en un ser marginal?

¿Cómo es posible transformar un ciudadano común en un calculador, metódico e impiadoso asesino?

¿Qué determina la voluntad de los protagonistas para convertirse en seres vengativos?

¿EL destino? ¿El Azar? ? ¿una tragedia? ¿La falta de justicia? ¿cierta ideologia?

¿Vengarte o saber la verdad? ¿hay que tomar las cosas como vienen?

¿La venganza es buena para la salud? ¿culpa? ¿ira?

La imagen de un personaje simple que de pronto sufre una humillación, una pena irreparable. La imagen deshumanizada.

Durante toda la película rogamos por una resolución positiva. Si el personaje logra su cometido, Park nos mostrará con sapiencia y lujo de detalles que nada es gratis en la vida, aun cuando los objetivos se cumplen.

“Cuando un héroe decide vengarse, su vida hasta ahora tediosa termina y nace de nuevo como una persona completamente diferente.

Con la finalización de la venganza a la vista, el héroe debe enfrentar el hecho de que su placer hasta ese momento debe llegar a su fin.

Se podría decir que aquel que decide vengarse, básicamente debería ser o convertirse en un Héroe”.

Mr. Vengeance o Simpatía por el Sr. Venganza

Trailer oficial

A veces las venganzas no salen bien.

Cuenta la historia de Ryu, un muchacho sordomudo, de buen corazón y con ciertas deficiencias mentales, que debe abandonar sus estudios artísticos y trabajar para poder pagar el trasplante a su hermana Im -Ji por esta padecer una enfermedad renal que pide urgentemente un donante apto, ya que Ryu no lo es.

Problemas financieros y recurrir al mercado negro de órganos humanos nunca deben mezclase y las negociaciones terminan muy mal.

Recurriendo a una solución extrema y animado por su particular novia Cha, (tiene conexiones con una organización anarquista secreta) en complicidad planean secuestrar a la pequeña niña de su ex jefe, un importante empresario, para asi con el dinero del rescate poder pagar el costo del trasplante del riñón.

El destino juega sus fichas. El intercambio con los secuestradores no sale bien.

A través del amor se desencadena la tragedia y esta afecta también a Ryu.

El angustiado padre busca respuestas en las fuerzas policiales, pero al no obtenerlas empieza a orquestar un plan determinante en pos de castigar a los secuestradores y consumar su venganza.

A algunos actores que ya había utilizado en Joint Security Area, en especial a dos de los soldados protagonistas, Song Kang-ho y Shin Ha-kyun, se le suma una de las mejores actrices jóvenes de la industria coreana, Bae Doona, la novia de Ryu. Park sabe sacarle lo mejor a cada uno de los talentosos intérpretes.

El Film, desde lo estético, está rodado casi que en su totalidad a plena luz del día.

Parece querer mostrarnos un gran cortometraje hecho por estudiantes de cine, donde la música es prácticamente ausente y es reemplazada de manera más que acertada por todo tipo de sonidos de interiores y exteriores, sobre todo naturales, dándole al relato cierto carácter ordinario y a la vez distintivo.

No hay grandes movimientos de cámara, mas bien es utilizada como elemento testigo, con buenas angulaciones y planos muy bien conseguidos.

Excepto en algún momento específico no juega con elementos surrealistas y la edición fílmica prácticamente no se nota, al mejor estilo de la máxima del gran realizador norteamericano Howard Hawks respecto a este tema.

Si bien la película fue muy original en taquilla apenas logró recuperar menos de la mitad de sus costos de producción, nacional e internacionalmente. La crítica estuvo dividida y el elemento predominante en la misma fue el uso excesivo de la violencia, que dicho sea de paso, no opaca para nada el logro artístico de Park.

.

“Básicamente, estoy lanzando la pregunta ‘¿Cuándo se justifica tal violencia?’ Para que esa pregunta toque a la audiencia física y directamente, ese es mi objetivo. En la experiencia de ver mi película, no quiero que el espectador se detenga en lo mental o lo intelectual. Quiero que sientan mi trabajo físicamente. Y como ese es uno de mis objetivos, el título “explotador” probablemente me seguirá por un tiempo”.

Oldboy

“Cuando estaba a punto de comenzar Oldboy, estaba algo preocupado por hacer dos películas en venganza espalda con espalda. Incluso pensé en rechazar el proyecto, pero mi esposa me convenció diciendo: “Si la historia es interesante, ¿no es eso lo único que importa?”

Trailer oficial

¿Vengarte o saber la verdad?

La venganza es buena para la salud, pero una vez que la has llevado a cabo, seguro que ese dolor que has ocultado seguro que volverá a aparecer.

La venganza es la mejor cura para alguien a quien han hecho mucho daño.

¿Comer un pulpo vivo?, ¿ver el recorrido invisible de un martillo a punto de estrellarse en una cabeza humana?

Aquí también, los principales personajes son personas inocentes que se vuelven asesinos, cómplices o suicidas.

Las imágenes creadas por Park conmocionan. En una era en donde el exceso de violencia nos deshumaniza dia a dia.

Oh-Dae su significa “Tomar las cosas como vienen” y es una de las claves para entender esta tortuosa, intensa y a la vez magnífica historia.

Oh-Dae Su es un hombre locuaz, pero también un tanto pendenciero que es inexplicablemente secuestrado justo el día del cumpleaños de su pequeña hija y es llevado a un lugar desconocido. Todo lo que ve está circunscripto a una especie de habitación de hotel con una tv como único nexo con el exterior

Luego de quince largos y tortuosos años de no hablar ni ver a nadie y estar encerrado es misteriosamente liberado, sin darle ningún tipo de explicación del porqué de todo.

Confundido ante los acontecimientos y con ansias de vengarse de la persona que lo encerró, intenta buscar pistas acerca de su obligado encierro al tiempo que intenta reconstruir su vida, conociendo a Mi-Do una mujer que trabaja en una casa de sushi.

Una de las escenas más gloriosas del film es una escena en que Oh-Dae, sin medir consecuencias, martillo en mano, tiene un encarnizado combate con varios hombres en un pasillo muy estrecho. Todo fue filmado como un plano secuencia, es decir una única toma, donde todo está coreografiado al detalle y el actor Min-Sik Choi, con todo su talento, es sometido a diversas pruebas físicas para realizar semejante escena.

Video de como se hizo

Asi quedó finalmente

Todo tiene un intenso giro de 180 grados al momento que de la nada se hace presente la persona que lo mantuvo encerrado y de un modo propio de un gangster le hace ver que tiene solo cinco días para que logre averiguar, con sus propios medios, la identidad del captor y principalmente descubrir la causa del secuestro, de lo contrario su pareja será asesinada. Todo indica que las respuestas están en un pasado, cargado de culpas.

La película tiene giros y contragiros, con un desenlace verdaderamente inesperado, no apto para cardíacos, específicamente.

En el rubro de actuación sobresale el inmenso Min-Sik Choi como Oh-Dae Su , Hye-jeong Kang como Mi-Do y una excelente participación de Seung-shin Lee(que también tendrá una participación en “Lady Vengeance”.

Mientras en Mr. Vengance la cámara apenas tenía movimientos, en Oldboy las ideas creativas toman un vuelo importante, mostrándonos todo tipo de planos cinematográficos, sobre todo a la hora de la edición fílmica es realmente prodigiosa, despliega movimientos de imágenes que salen de las propias imágenes haciendo que el tiempo se mezcle con la realidad.

Secuencia de persecuciones en el tiempo con uso magistral de Steadicam

Se destacan los decorados angulados con gran profundidad de campo para que el espectador puede ver la idea del director en un solo plano.

El surrealismo se hace presente de un modo muy original, superando en ese aspecto a su antecesora Mr. Vengance. Hay interesantes alusiones al arte de Escher.

La BSO es aportada por Cho Young-Wuk, compositor de Corea del Sur, creador de importantes bandas sonoras del país asiático y que hizo la mayoría de las BSO de las películas de Park, aportándole a las mismas ambientaciones sublimes.

Oldboy fue multipremiada internacionalmente y obtuvo excelentes reacciones de los críticos. Dentro de los más importantes lauros fue ganadora en el Festival de Cine de Sitges asi como en el Festival de Cannes en 2004, en el cual fue merecedora de La Palma de Oro, pero resultó ganadora del Gran Prix, segundo mejor premio. Durante el festival un periodista le preguntó porque en sus películas la venganza es un tema recurrente, a lo que Park contestó “mis películas son sobre su completa futilidad y de cómo esta causa estragos en las vidas de todos los que intervienen”.

No consiguió el reconocimiento que merecía hasta que Oldboy (2003) deslumbró a la taquilla creando un antes y un después en el cine oriental.

Hoy la película está dentro de las consideradas de Culto y es considerada un clásico moderno.

Lady Vengeance o Simpatía por la Srta. Venganza

“Muchas veces me acuesto en la cama por la noche e imagino la tortura más cruel. Me imagino la ruina más miserable de la vida de esa persona. Después de eso, puedo quedarme dormido con una sonrisa en mi cara. Mientras se mantenga en el ámbito de la imaginación, cuanto más crueles mejor, eso es saludable. Me gustaría recomendarlo a todos ustedes también. Espero que mis películas puedan ayudar de cualquier manera para ayudar a que su imaginación se vuelva un poco más cruel”.

A veces las Venganzas no son solo personales. En esta historia con ñiños, secuestradores y venganzas, la venganza invita a ser compartida.

Trailer oficial

La tercera y última entrega de la “Trilogia de la Venganza”, película de 2005.

Lee-Geum Ja sale de prisión luego de trece años y medio por el secuestro y asesinato de un niño, algo que ella no hizo, pero que para proteger a su hija, se vió obligada a declararse culpable ante la opinión pública.

EL significado de la Libertad.

Recuperar su libertad tiene una imagen de paz, recuperar a su hija, darle continuidad a su vida post prisión, mostrando su arrepentimiento y sometimiento ante los padres del niño asesinado.

Pero también tiene un lado más oscuro, donde recuperar la libertad significa llevar a cabo un plan vengativo, cronometrado y pensado, de manera sádica en contra del verdadero autor del crimen que hizo que ella purgara condena criminal y social. Para esto contará con la colaboración de otras reclusas que conoció en el tiempo de su confinamiento y que purgaron su condena años antes que ella.

¿Que pasa una vez que la venganza se ha consumado? ¿Porque sentir un vacío con aquello que tanto se anheló? ¿Cuál es el límite entre lo que condena y lo que se quiere justificar? ¿Hasta dónde es capaz de llegar el ser para mostrar los límites de su visceralidad?

Park utiliza poesía y surrealismo, de un modo terrible y a la vez magistral.

La película tuvo una gran acogida entre el público y la crítica especializada mundial. Compitió por el León de Oro en el 62 ° Festival Internacional de Cine de Venecia en septiembre de 2005.

Si bien ya había sido la protagonista femenina de Joint Security Area, aquí hace de la sufrida y sádica Lee-Geum Ja . Min-Sik Choi tiene una terrible participación destacada.

La edición fílmica es verdaderamente sensacional.

El Opening Title de la película es poesía pura.

Algunas curiosidades

Sin lugar a dudas, el tema central es La Venganza en si y como a través de hechos al parecer sin importancia causa estragos en las vidas de todos aquellos que intervienen.

Las tres películas, a pesar de haberse rodado en diferentes años, presenta más de una característica que las hace mucho más particulares.

Se produce un curioso intercambio de roles. En dos de las tres películas hay varios actores que cambian roles de una a otra película, al igual que en “Cloud Atlas” los intercambian de capítulo en capítulo, película de Tom Tykwer y de los famosos hermanos Wachowski (la saga de Matrix,). Min-sik Choi, famoso por “La Hermandad de la Guerra”, “Yo vi al Diablo”, “El Almirante”, entre otras. Yeong-ae Lee, muy destacada en unas famosas series de tv como “Una Joya en el Palacio” y “Saimdang, the herstory”. Byeong-ok Kim filmó junto a Park “I´m a Cyborg but that´s ok” y “New World”, una cruenta historia de policias y mafias organizadas.

Utiliza con frecuencia secuencias de fantasía cortas y surrealistas en las que un personaje fallecido interactúa con un personaje vivo en el presente de la película (o viceversa).

Normalmente, Kang-ho Song y Ha-kyun Shin son amigos o enemigos. (Joint Security Area, Mr. Vengeance, Lady Vengeance, Thirst)

Los personajes de sus películas a menudo usan tijeras para cometer actos de violencia. (Trilogía Venganza, Thirst, Stoker).

INFLUENCIAS

Preguntado sobre quién influyó en su estilo de dirección, Park dejó estas frases:

“Siempre tuve en mi mente a personas universalmente inmensas como Sófocles, Shakespeare, Balzac, Dostoyevski y sobre todo Franz Kafka. No sé si lo has notado en mis películas, pero creo que estoy muy influenciado por él. Me gusta mucho su trabajo. Pero no puedo pensar ¿Qué haría Kafka en esta escena? No pienso así. El surrealismo y el absurdo me empezaron a gustar por su trabajo”.

Entrevista para Hollywood Reporter (2004)

(Continúa )

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here