Si aún no han tenido la fortuna de haber visto ambas series, o simplemente son aficionados al buen Cine, les recomendamos, primero verlas y luego volver y disfrutar cada parte de este extenso artículo. Para verlo, consultarlo y volver a verlo. Es un homenaje a la manera de NosoloMovies.

Respeto, admiración y dedicación a todo el Staff artístico / técnico que durante años nos ha maravillado con Breaking Bad y aún lo siguen haciendo con Better Call Saul.

En ese Desierto.

Bajo un sol abrasante que resquebraja los labios y que nos cambia el color de nuestra piel. Allí donde la tecnología y la habilidad del hombre permiten que se lleve a cabo el complejo arte de la agricultura. Quizás donde en nuestra infancia el hambriento Coyote, utilizando innumerables gadgets marca ACME, intentó una y mil veces, sin éxito, atrapar al legendario y bonachón Correcaminos.

Ese desierto hoy es testigo y cómplice silencioso. Hombres sin escrúpulos cavan pozos poco profundos y los convierten en tumbas. Ajustes de cuenta, alguna vendetta, cabos sueltos, quizás alguien que estuvo en el momento y en el lugar menos indicado.

Las razones pueden ser varias y día a día se acumulan. Tanto como los cuerpos. En ese Desierto.

ABQ

A poco más de 700 kms de Las Vegas, se extiende, rodeada de desiertos, Albuquerque, la ciudad más poblada del estado de Nuevo México.

En este Escenario se desarrollan dos historias, que, con diferentes guiones cada una es una serie en sí misma y a la vez una transformación humana tensa y dramática.

Primero conocemos a Walter White. Un hombre de familia, simple, dócil, sin horizontes que se transforma en Heisenberg, un poderoso empresario del submundo de la droga, despiadado criminal, cuyas acciones ponen en jaque tanto a su familia como a la DEA.

Posteriormente nos trasladamos algunos años antes del comienzo de esa historia para conocer a Jimmy McGill, un simpático estafador de poca monta que se transforma en Saul Goodman, un corrupto y sagaz abogado penal experto en encontrar soluciones muy poco ortodoxas pero efectivas para resolver los problemas de sus “clientes”.

Estas dos historias, a pesar de ser totalmente distintas, no solo están entrelazadas en el tiempo sino también tanto en sus acciones como en sus consecuencias. Se comparten escenarios, personajes, guionistas y personal técnico.

Esto significa que vamos a tratar a ambas historias en un mismo contexto narrativo, en un mismo Universo. El Universo Breaking Saul, en el cual entonces podemos hablar de una serie de hechos que se irán sucediendo.

Leyes, corrupción, dinero, drogas, muerte. Algunos de los ingredientes que nos proponen dos fantásticos creadores de historias: Vince Gilligan y Peter Gould.

¿LO PRIMERO ES LA FAMILIA?

La primera parte de este Universo se llama BREAKING BAD.

Finales de septiembre de 2008. Un hombre de clase media, padre de familia, junto a su hermosa esposa Skyler (interpretada por una estelar Anna Gunn), están esperando una criatura por nacer, ambos felices padres de Walter Junior (R.J. Mitte), un adolescente que padece una leve discapacidad física.

La vida de Walter White (Bryan Cranston, ¡que actor!) no tiene sal. Navega en aguas demasiado aquietadas. Estancadas. El ser empleado part time de un lavadero de autos, cosa que hace para vivir, no se compara con lo que realmente ama hacer, que es enseñar química, en este caso en un colegio secundario de la misma ciudad.

Walter es un experto en la materia y a la vez es un hombre mediocre. Años y años poniéndose el traje de un hombre que no vive por sus ideales, sino que sigue al rebaño. Todo en él es docilidad y una aparente paz.

Sin embargo, el día de su cumpleaños número 50 una mueca de preocupación se dibuja en su vida, al sufrir un accidente laboral el cual lo obliga a ser trasladado a un centro asistencial. Los médicos notan algo en su respiración y deciden hacerle un estudio. El diagnóstico es Cáncer de pulmón. Inoperable. Poco tiempo de vida. Frío y real.

De los tantos pensamientos que pasan por su mente, el pensamiento primario es su familia, asi como el aspecto económico-financiero. ¿Si el ya no llegará a estar, como afrontaría su familia los gastos en el futuro? los estudios de los hijos? Aún con dos trabajos y una cuenta bancaria los números no cierran, las matemáticas son arteras y no toman prisioneros.

Renunciando de muy mala manera a su trabajo en el lavadero de autos, Walter se siente libre. Ocultando a su familia, tanto este hecho como su enfermedad, temporalmente, y aceptando los hechos tempranamente, busca redireccionar su energía hacia un ángulo más positivo, en el cual pueda recaudar el dinero suficiente.

Por circunstancias del destino, Walter se encuentra con un ex alumno suyo, Jesse Pinkman(muy bien por Paul Aaron). Ambos tienen historia escolar, entre profesor exigente y alumno rechazado.

Hoy Jesse, fuera de los ámbitos escolares, es un adolescente, drogadicto, traficante de poca monta relacionado con la fabricación casera de droga.

Walter tiene un “despertar” a partir de reencontrarlo. Es la chispa que necesitaba para abandonar este estado de inacción y pensar en su propia realización. Le propone a Jessie asociarse en la fabricación, comercialización y ganancia de metanfetamina en forma de cristal. 50% y 50%.

Para Jesse Pinkman “cocinar” es para los artistas, y como tales se toman sus libertades a la hora de tomar acción, como si fuera un inmenso reality personalizado. Disfruta lo que hace obteniendo un dividendo económico acorde.

Para Walter White es solo química básica y estar organizado.

Para llevar a cabo la fabricación, hay que ser ordenado, metódico y extremar las medidas de seguridad, sobre todo, durante el proceso de manipulación de los elementos químicos.

El hecho de que sean diametralmente opuestos y que tengan un objetivo en común (cocinar y transformar el resultado en dinero, para luego cada uno resuelva como más lo crea conveniente), les da la idea prioritaria de aprender a convivir en lo que intentan hacer. En el cual se suceden dos problemas: donde cocinar y como vender la cocinada.

El cocinar necesita implementos especiales y un espacio cómodo, libre de miradas.

La relación de ambos y estos con sus respectivos entornos, son ejes de la excelente narrativa que propone la serie.

Si bien Jesse sabe vender en el mercado local su cocinada, resulta que la calidad y cantidad que hace Walter, supera, por escándalo, los estándares que él maneja.

Pensar en nuevos y más poderosos clientes es imprescindible, con todo lo que esto implica.

Mientras todo esto pasa Jesse, lógicamente, vive por y para la joda junto a sus amigos. Le gustan las mujeres y los autos.

Si bien esta independizado tiene una historia inconclusa con sus padres y parte de su pasado.

Walter está mucho más complicado. Para poder llevar a cabo su plan necesita dirimir las cuestiones del cáncer socialmente, especialmente con su familia y por otro lado no despertarles sospechas de lo que está haciendo, especialmente a Hank Schrader, su cuñado y amigo, que es agente especial de la DEA (con todo lo que eso significa).

La realidad es que Walter y Jesse son novatos y por ende les ocurre cosas de novatos, pero al mismo tiempo son dos personas talentosas que hacen un excelente producto, el cual no se ve en el mercado.

La calle tiene ojos y habla. Rápidamente experimentados buitres criminales vuelan a su alrededor, posan sus ojos en ellos. Huelen sangre.

Tuco Salamanca

BAD GUYS

Don Eladio (Steven Bauer, ¿recuerdan a Manny en Scarface?) es el líder de El Cártel de Juárez que opera en México y en Estados Unidos.

Gustavo “Gus” Fring (un inmenso Giancarlo Exposito) es el personaje más representativo del ala criminal de esta historia. Además de ser socio de Don Eladio, es el dueño de una importante cadena de comidas rápidas, denominada “Los Pollos Hermanos”, el cual es una pantalla que utiliza para ocultar un poderoso y aceitado sistema de distribución y comercialización de drogas,

Michael “Mike” Ehrmantraut (por favor de pié para hablar de Jonathan Banks), rondando los setenta años, calvo, grandote y con barba candado, inteligente y frio personaje del submundo criminal. Aparece como el hitman de Gus, el que resuelve situaciones difíciles, algo asi como “The Wolf”, el personaje genial de Harvey Keitel en “Pulp Fiction” de Quentin Tarantino.

Como pidiendo permiso en la historia, muy en silencio aparece Saul Goodman (Bob Odenkirk es un GENIO de la actuación) y cuando aparece, la historia, que ya de por si es tensa y sumamente entretenida, experimenta picos de entretenimiento, originalidad y de magia actoral. Por algo los productores, años más tarde, crearon Better Call Saul, Spin Off de Breaking Bad.

Saul Goodman es un zorro avezado, corrupto abogado penalista que, además de conocer al dedillo como manejarse en los departamentos de policía y de justicia, utiliza un bagaje de trucos e ingeniosas estafas para intentar salvar a, obviamente, corruptos poderosos. De alguna u otra manera, siempre encuentra lagunas legales y tiene excelentes contactos.

En medio de toda esta presentación de los personajes, la trama va haciendo que los protagonistas se vean cada vez más complejos y más ricos narrativamente.

Walter White, con su cáncer a cuestas, intenta llevar a cabo su objetivo principal monetario de un escenario post-mortem. El Hombre que debe proveer a su familia.

Mientras que Walter hace equilibrio una y otra vez con situaciones cada vez más apremiantes e inevitablemente involucrando a las personas más allegadas, conforme el relato va avanzando, Walter se expone cada vez más a la vida criminal y a los riesgos que esto conlleva.

A medida que avanza en la historia, aprende cada vez más como moverse en aguas peligrosas y le va agarrando el gustito. No tardaremos mucho en ver sus oscuras intenciones en la piel de Heisenberg, su alias en el submundo del delito.

Why the time was right for Breaking Bad guy Walter White//

Este artículo de David Koepsell es muy interesante. Del héroe al villano. Las malas decisiones de Walt.

La trama cada vez se hace más tensa, más peligrosa y en medio de momentos inolvidables la serie, va a llevar a los personajes al límite, asomándose a un rush final impresionante.

Emitida por la cadena AMC, tanto en Estados Unidos como en Canadá, la serie, bajo la producción de Sony Pictures Television, se estrenó el 20 de enero de 2008 y finalizó el 29 de septiembre de 2013.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here